Mostrando entradas con la etiqueta eventos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta eventos. Mostrar todas las entradas

martes, 11 de octubre de 2016

Cómo ser escritora (de juvenil y de todo lo demás)





Lleva servidora más de un lustro dedicándose profesionalmente a esto de la literatura. Antes era por amor al arte: años de pulir y madurar mientras alternaba con el tiempo del trabajo periodístico. Madrugones considerables. Mucho empeño. Tesón. Esfuerzo. Una historia con final feliz: llegar a la fecha de entrega.

A pesar de este tiempo de bagaje, se podría decir que soy una recién llegada al maravilloso mundo de la literatura. Al lado de otras compañeras que llevan en esto toda una vida, soy consciente de que aún me queda mucho por aprender. Aunque también reconozco que estos cinco años de experiencia profesional han dado pie a buen puñado de anécdotas que van más allá de las estrictamente literarias.

He vivido del placer de publicar mis novelas, de dar charlas, de impartir clases de escritura, asistir a clubs de lectura o incluso de hablar en la radio (cosa que, confieso, me encanta). Más de una vez me han preguntado consejos para llegar a ser escritora. Y siempre caigo en lo obvio, en lo literario. Sin darme cuenta de que en este mundo de casa de muñecas si llevas falda necesitas una paciencia extra.

Tal vez por eso y por otras muchas cosas, la Asociación Clásicas y Modernas en colaboración con la Biblioteca Nacional y FEDEPE se han unido para celebrar el Día de las Escritoras. Lo celebraremos el próximo día 17 de octubre y tenéis toda la información aquí. Os juro que será un día muy importante. Pero, por si no me creéis o hubiera alguna duda al respecto, os transcribo mi colección de anécdotas. Son las vivencias recopiladas a lo largo y ancho de este lustro y creo que justifican con creces todo este tinglado.

Me gano la vida inventando, pero os juro que esto no. Esto es de verdad.


1.

—¿A qué te dedicas?
—Soy escritora.
—¿Y qué escribes?
—Bueno, muchas cosas. Pero sobre todo infantil y juvenil.
—Anda, qué bonito. ¿Y has pensado escribir libros de verdad?
—Mis libros son de verdad.
—Bueno, ya... Me refiero a escribir en serio.


2.
—No hagas una protagonista femenina. Si no, tus libros sólo los comprarán las chicas.

Matizada por la versión b:

—Tienes el peligro de que tu personaje femenino sea más lista de la cuenta.
—¿Se puede ser más lista de la cuenta?
—Claro. Si no, los chicos (masculinos) la rechazarán y no se sentirán identificados.


3.
—¿Qué tal van tus libros?
—Pues bastante bien. Funcionando.
—Vaya, me alegro.
—Gracias.
—De todas formas, que sepas que eso es por los comerciales. Porque eres mujer.
—¿Perdona?
—Sí, verás: como eres chica, y joven, y guapa, te hacen a ti más caso que a nadie.


4.

—Oye fulanito…. Sí, ya vamos para el colegio… Sí… Ya tengo aquí a “la chica”.


5.

En el colegio, antes de la presentación, el ordenador no funciona y te diriges a la profesora:

—Perdona, creo que el ordenador no me reconoce el pen drive de la presentación. 
—¿Ah no?
—No. De todas maneras, creo que deberíais pasar un antivirus.
—¿Tú crees?
—Sí… Mira ocurre esto, esto y esto.
—Bueno, voy a avisar para que venga un hombre y vea qué le pasa al cacharro.


6.

—Cuando mi mujer vio la foto de tu biografía me dijo que ojito.


7.

—Hemos puesto esta foto tuya en grande. Para lucirte bien.


8.

—¿A qué te dedicas?
—Soy escritora.
—Pero, ¿vives de eso?
—Bueno, sí. Me mantengo. Sin alardes pero, SÍ.
—Ah. ¿Y tu novio en qué trabaja?



9.
—No te quejes, que en la literatura juvenil sobre todo sois mujeres.
—¿De veras?
—Sí.
—Y entonces, ¿por qué crees que hay tantos hombres en la lista de los grandes premios?

—Pues porque ahí llegan los mejores. Y los pocos hombres que hay son muy buenos.



lunes, 18 de julio de 2016

Que nos vamos de Celsius




Otro Celsius, señores. Llevo tres semanas restringiendo calorías para hacer frente a este atracón estival de cachopos, sidra y buena literatura. 
Este año he vuelto a encargarme del programa infantil del festival. Suelo comentarlo siempre, pero no está de más que lo repita: es un placer poder traer autores de primera fila sin barreras ni impedimentos. En el Celsius hay barra libre para la literatura infantil y juvenil. Y eso siempre se agradece. 

Como esto ya está que arde (sólo hay que mirar los termómetros), os dejo los actos en los que participaré este año (ya sea entrevistando o como autora). Os aseguro que va a ser una añada de las buenas.

Nos vemos en unas horas.


Miércoles 20

19:00 a 19:20 Presentación de los libros infantiles “Don Quijote de la Mancha” y “El Lazarillo de Tormes” de Ana Campoy, acompañada por Raquel Míguez (Carpa de actividades)

Jueves 21

13:50 a 14:10 Encuentro con el autor David Fernández Sifrés, acompañado de Ana Campoy (Carpa de actividades)

18:00 a 19:00 Taller de pequeños detectives con Ana Campoy (carpa de actividades infantiles)

19:00 a 19:20 Presentación de “Las aventuras de Alfred y Agatha: El robo de la Gioconda” de Ana Campoy, presentada por Javier Ruescas (carpa de actividades)

Viernes 22

11:20 a 11:40 Presentación del libro “Alma y la isla” de Mónica Rodríguez, acompañada por Ana Campoy (carpa de actividades)

13:00 a 13:20 Presentación de la saga “Multicosmos” de Pablo C. Reyna, acompañado de Ana Campoy (carpa de actividades)

18:30 a 19:00 Presentación de la trilogía “Electro” de Javier Ruescas y Manu Carbajo, acompañados por Ana Campoy (carpa de actividades)

19:00 a 19:20 Presentación de “Mala, malísima, Marta” de Carlota Echevarría, acompañada de Ana Campoy (carpa de actividades)

Sábado 23

19:50 a 20:10 Presentación del libro “Cornelia y el intruso del bosque” de Raquel Míguez, acompañada de Ana Campoy (carpa de actividades)

Y para adictos de veras, os dejo aquí el programa completo.

viernes, 23 de mayo de 2014

Huele a Feria...

A estas alturas de mayo, siempre huele a preparativo. Los autores que nos acercamos por El Retiro empezamos a salivar y a ponernos contentos. Siempre hace ilusión una nueva Feria del Libro.

Llevo dos días mirando el parte meteorológico (sí, sigo usando la palabra "parte", igual que los abuelos). Los que me conocen saben que soy fan de la AEMET, lo que pasa es que esta semana estoy más pendiente que nunca.

Ojalá que no llueva. Ojalá que las cifras sean buenas. Ojalá que los libreros salgan contentos.
Ojalá que venga mucha gente. Ojalá que se lleven todos los libros.
Ojalá que se los lean.


martes, 13 de mayo de 2014

Cuando vengas a Madrid chulona mía...

Que está bien eso de ser madrileña, lo juro. Sobre todo por la mezcla (porque la pureza, qué queréis que os diga, mejor para el oro y los diamantes).
Los madrileños, la mayoría, estamos remezclaos y, como los vascos, nacemos donde nos sale de las narices.
Por eso no está mal montarnos una fiesta como la que vamos a celebrar el sábado en la librería El dragón lector. Pilar Pérez, su librera, os anima a celebrar el lanzamiento de DESCUBRE MADRID, este librito recién sacado del horno y con el que me he divertido tanto escribiendo y rimando.
Seas madrileño de cuna, de alma o, simplemente, de pasada, estás invitado.
Es lo que tiene esta ciudad que, como El dragón lector, siempre tiene hueco para todo el mundo.

viernes, 25 de abril de 2014

De libros y de Rushdies


Siempre esperé la celebración del Día del Libro con mucha ilusión. Cada año tenía regalo. Cosas escritas por gente muerta. O gente lejana. O, simplemente, inalcanzable.
El miércoles hubo un poco de magia. Pero no por lo que creéis. Los niños de un colegio me hicieron un poema y esa flor de papel tan chula (que olía y todo). Y entonces comprendí que ahora era yo la que me arriesgaba a estar muerta, o lejos. Aunque, jamás inalcanzable. Eso sí que no.
Así que cogí mi flor y decidí llevármela a conocer a Salman Rushdie.

Eso y recetar a un quinceañero que no leía ficción (!!??) La comunicación no verbal de Flora Davis, fueron los hits del día.

Gracias Cervantes y Shakespeare por el detalle de moriros ese día (aunque luego hayamos sabido que no fue el mismo). Esos, queramos o no, sí que ya son inalcanzables.